On Your Side
Every Step Of The Way

Attorney Amanda Gallegos Headshot

La notificación de custodia – ¿Me puede pasar lo que a Olivia Wilde?

On Behalf of | Apr 29, 2022 | Manutención por hijos

Recientemente ha sido furor la poco simpática notificación de custodia que recibió la actriz Olivia Wilde.

Todos sabemos que recibir notificaciones legales probablemente no sea la noticia más grata, pero la especialmente pública manera en que se desarrolló esta situación para la actriz hizo preguntar a más de un padre o madre separado si tendría que pasar por algo semejante.

Lo que le ocurrió a la actriz

Olivia se encontraba realizando una presentación (enlace en inglés) de una película próxima a estrenarse cuando una persona le entregó un sobre rotulado “confidencial y personal”.

Al principio la actriz comentó lo “misterioso” del sobre, preguntó si era para ella y si era un guion. Se dispuso a abrirlo y luego de corroborar su contenido dijo “OK, entendido. Gracias”. Más tarde, se dijo que lo que el sobre en realidad contenía eran papeles relacionados con la custodia de los dos hijos de la actriz.

¿Me podría pasar lo mismo?

Si bien su vida seguramente sea menos pública que la de Olivia, todos tratamos de separar lo más posible aspectos personales de los profesionales.

El proceso de notificación es necesario en demandas. Este significa el anuncio formal para esa persona de que está involucrada en un proceso legal.

Según el Código Procesal de Texas (enlace en inglés), solo ciertas personas autorizadas pueden notificar. La regla procesal 106 especifica que la persona que notifica debe primero intentar entregar los papeles en persona o por correo certificado. Si aquello no funciona, entonces se puede pedir a la corte que admita otro método como correo electrónico o redes sociales. Esto se llama servicio substituto.

Si usted está pasando por un proceso de divorcio y designación de custodia, la realidad es que sí puede ser notificado en su lugar de trabajo. Sin embargo, el caso de la actriz ha tenido una exposición extrema, en el medio de una presentación, parando su discurso en el escenario y frente a una audiencia. Una exposición extrema, e innecesaria también.